Qué visitar en Sintra

Palacio Nacional de Sintra

. Palacio Nacional de Sintra En el centro.

El Palacio Nacional de Sintra, también conocido como Palácio da Vila, se encuentra en el centro histórico de la villa de Sintra. Este palacio fue residencia de la familia real hasta la llegada de la República cambiando su carácter a edificio público y museo.

El palacio comenzó a construírse en el siglo XVI y a lo largo de los años fue añadiendo nuevas edificaciones a la construcción original siendo la más importante la ampliación conocida como "ala manuelina". Sus grandes chimeneas cónicas son el elemento arquitectónico más conocido del palacio y uno de los iconos de la ciudad de Sintra.

El palacio conserva suelos, frescos y artesonados de una gran importancia artística así como una rica colección de azulejos de la época en muy buen estado. Destacan en especial la "Sala de los Cisnes", la "Sala de los Escudos" y la "Sala de las Urracas".

Museo do Brinquedo / Museo del Juguete

. Museo do Brinquedo / Museo del Juguete En el centro.

Este singular museo se encuentra en el centro mismo de Sintra, a pocos metros del Palácio da Vila. El museo fue creado a partir de la colección privada de João Arbués Moreira, aficionado desde muy pequeño al coleccionismo de juguetes. Actualmente la colección cuenta con más de 40.000 piezas. Entre las múltiples joyas que este pequeño museo ofrece se encuentran casas de muñecas, juguetes de hojalata, juegos de mesa, muñecas y una surtida colección de juguete portugués.

El horario de visita es de Martes a Domingo de 10:00 a 18:00 horas. La entrada para adultos es de unos 4€, 2€ para niños y tercera edad.

Parque y Palacio de Monserrate

. Parque y Palacio de Monserrate En el centro.

El Parque de Monserrate es uno de los mejores ejemplos de jardín romántico de todo Portugal. El nombre actual hace referencia a Nuestra Señora de Montserrat, en Cataluña, y a una ermita que se levantó en su honor en este lugar.

La finca ha pasado por muchas manos pero tanto propietarios como arrendatarios han dejado su huella en este pintoresco lugar enrriqueciendo sus jardines y edificaciones desde el siglo XVIII. En 1856 la finca es comprada por un inglés, Sir Francis Cook, quien mandará rehacer el palacio, esta vez con estilo morisco, y transformará los jardines añadiendo explanadas de cesped, cascadas, lagos, árboles tropicales y rincones llenos de encanto al más puro estilo inglés romántico.

El parque abre de 9:30 a 20:00 y el palacio de 9:30 a 12:45 y de 14:00 to 18:45 horas.

Casco histórico de Sintra, Cidade Velha

. Casco histórico de Sintra, Cidade Velha En el centro.

El casco histórico de Sintra, también conocido como "Cidade Velha" (ciudad vieja), se encuentra entre la sierra y el Palacio Nacional, antiguo Palacio Real de Sintra. Las casas parecen trepar por parte de la ladera y el desnivel deja ver la colorida fisionomía del casco antiguo.

El centro de la ciudad es un conjunto de estrechas y sinuosas calles que ha conservado su trazado medieval. El corazón de la villa se considera la Praça da República que junto con el Largo Rainha D. Amélia forman un espacio abierto rodeado de edificios emblemáticos y una exuberante vegetación.

La villa de Sintra siempre estuvo habitada gracias a su buen clima y su ubicación cerca del mar y la montaña pero fue en el siglo XVI cuando ésta se convirtió en un destino de descanso de los reyes y la nobleza portuguesa. De esta época, por ejemplo, es la construcción del Palacio Nacional de Sintra, sobre un antiguo palacio musulmán, y la Casa dos Ribafria. En el siglo XIX sufrió un nuevo apogeo con la llegada de artistas e intelectuales atraídos por su marcado carácter romántico. Fue en esta época, convertido en un destino de ocio burgués, cuando se construyeron gran parte de sus famosos palacios y quintas.

El casco antiguo ofrece una gran variedad de cafés y restaurantes así como de pequeñas tiendas donde adquirir productos de artesanía local. Un recorrido de autobús comunica el centro de la villa con el Palacio da Pena y otros monumentos. También existe un pintoresco tranvía que nos acerca hasta la playa.

Castelo dos Mouros

. Castelo dos Mouros En el centro.

El Castelo dos Mouros, o Castillo de los Moros, fue construído durante la ocupación musulmana, en el siglo IX, como punto de observación y enclave defensivo. Desde su privilegiada posición era posible observar toda la Serra de Sintra e incluso el mar. Posteriormente, durante la recuperación de los territorios, la fortaleza sería tomada por Dom Afonso Henriques, primer rey de Portugal. Es esta época se levanto una capilla dentro de las murallas consagrada a San Pedro.

Durante el periodo romántico, y como parte del apogeo cultural que vivió la villa, la muralla fue restaurada y el Castelo dos Mouros recuperó el espelendor de tiempos pasados.

Para visitar el castillo se puede ir a pie desde el centro de la villa, el trayecto puede ser de unos 30-40 minutos, o coger el autobú que recorre los principales monumentos. Desde lo alto de sus almenas el castillo ofrece magníficas vistas de Sintra, del vecino Palácio da Pena y de la cercana costa.

El horario de acceso es de 9:30 a 20:00, última entrada àa lass 19:00.

Quinta da Regaleira

. Quinta da Regaleira En el centro.

La Quinta da Regaleira es uno de los monumentos más sorprendendes de la Sierra de Sintra. Está situada en el centro histórico de la villa y fue construído entre finales del siglo XIX y principos del XX.

En un principio la propiedad pertenecía a la Baronesa de Regaleira que la utilizaba como residencia de verano y contaba con un palecete, una capilla y un agradable jardín. Posteriormente la quinta sería comprada por el doctor António Augusto Carvalho Monteiro que, con la ayuda del arquitecto y coreógrafo Luigi Manini, la convertiría en uno de los monumentos más enigmáticos y sorprendentes del patrimonio paisajístico y cultural de Sintra.

La Quinta da Regaleira es un misterioso complejo repleto de simbolismo y referencias mitológicas, místicas y esotéricas. Su jardín está repleto de lagos, cascadas, grutas y sorprendentes estatuas. Son imprescindibles la Gruta de Leda, El Pozo Iniciático, La Fuente de la Abundancia o el Lago de la Cascada. En el Palacio se celebran conciertos, exposiciones y actos culturales.

Museo de Arte Moderno de Sintra

. Museo de Arte Moderno de Sintra En el centro.

El Museo de Arte Moderno de Sintra se encuentra en un impresionante edifcio situado en el centro de la villa histórica. En 1987 el edificio se preparó para albergar la Colección Berardo de Arte Moderno y Contemporáneo, una importante colección de arte europeo y americano desde principios del siglo XX. El museo muestra una colección permanente pero también organiza exposiciones temáticas temporales.

Palácio da Pena

. Palácio da Pena A 1 kilómetros.

El Palácio da Pena es el monumento más conocido de Sintra. Sus coloridas torres en lo alto de la Sierra de Sintra, rodeado de la espesa vegetación, se ha convertido en la imagen emblemática de esta preciosa villa.

Este palacio fue mandado construir por Fernando II, esposo de Maria II de Portugal, sobre las ruínas de un antiguo monasterío jerónimo y en la antigua ubicación de la capilla dedicada a Nossa Senhora da Pena. Fue residencia de la familia real portuguesa hasta que en 1910 se proclamó la República, transformándose entonces en un museo.

El proyecto del palacio fue encargado al arquitecto alemán Von Eschwege que diseñó un edificio repleto de excentricidades muy al gusto de la época. El estilo del Palácio da Pena es una mezcla ecléctica de elementos góticos, renacentista, manuelinos y orientales, especialmente islámicos, que le confieren el exotismo y misterio propios de la arquitectura romántica. El edificio está rodeado por jardines y un frondoso bosque que se pueden visitar también.

Para acceder al palacio lo más cómodo es utilizar el autobús turístico que sale cerca de la oficina de información turística. Tanto si se sube en coche como en autobús no se accede directamente al edificio sino que hay que apearse, o dejar el coche, en la entrada del parque y desde ahí ascender a pie hasta la entrada principal del palacio. El camino no es muy largo y merece la pena en sí por los exuberantes paisajes.

Visita a Azenhas do Mar

. Visita a Azenhas do Mar A 8 kilómetros.

Azenhas do Mar es un pequeño pueblo marinero encaramado en lo alto de un acantilado. Está situado en la costa de Sintra, al norte de la popular playa das Maçãs y a unos 16 kms del centro de la villa.

Azenhas do Mar tiene una pequeña playa con una piscina que la marea alta se encarga de llenar. Casi al nivel del agua está situado un restaurante desde donde podrás disfrutar de la cocina portuguesa mientras contemplas una de las más increibles puesta de sol.

El pueblo es pequeño pero bien merece la pena esta excursión de camino a las magníficas playas de la zona.

Excursión a Cabo da Roca

. Excursión a Cabo da Roca A 10 kilómetros.

El Cabo da Roca se encuentra a unos 18 kms de Sintra y es una de las excursiones recomendadas para hacer desde la villa. Este cabo es geográficamente el punto más occidental de toda Europa.

Donde la "Serra da Sintra" se encuentra con el mar se crea un desnivel de unos 140 metros. Es en este punto donde podemos encontrar el cabo da Roca y su faro, rodeado de acantilados y expuesto a fuertes corrientes de viento.

Es recomendable realizar esta vista al caer el sol y disfrutar de las extraordinarias vistas bajo la luz del atardecer.

La Boca del Infierno

. La Boca del Infierno A 12 kilómetros.

La Boca del Infierno, Boca do Inferno en portugués, es una formación rocosa junto al mar que ofrece una imagen espectacular, sobre todo con marea alta y agitada. Está formada por una caldera unida al mar por un arco natural donde las olas golpean y el sonido que produce parece "salido del mismo infierno". Si tu visita coincide con un día de mar calmada probablemente resultará un poco decepcionante. Aún así, hay un mirador que ofrece bonitas vistas al mar y bares y restaurantes al pie de los acantilados para disfrutar de un café o un delicioso pescado con el mar de fondo.

En esta zona empieza un carril bici que continúa hasta Guincho y transcurre a lo largo de la costa, una experiencia muy recomendable para los más deportistas.