Qué visitar en Portimão

Museo de Portimão

. Museo de Portimão En el centro.

El Museo de Portimão se situa en un bello edificio que pertenecio a una conservera local. Sus 4000 metros cuadrados exponen la historia industrial de Portimão reservando especial atención para la industria conservera que fue la base de la economía del pueblo antes de la llegada del turismo.

En su interior alberga máquinas originales con las que se envasaban las conservas. Lo mejor es ver la película introductoria de gran interés histórico donde explica todo el proceso de la manufacturación de la sardina.

También hay una sección para la arqueología de la zona y los distintos restos históricos de romanos y árabes.

Horario de apertura: A partir del 15 de septiembre al 14 de julio: Martes: de 14:30 a 18:00. Miércoles a domingo: 10:00 a 18:00.

A partir del 15 de julio al 14 de septiembre: Martes: 19:30 a 23:00 Miércoles a domingo: 15:00-23:00

Entrada gratuita los domingos: de 10.00ha 14.00h hasta (15.00h hasta las 19.00h La hora de verano).

Marina de Portimão

. Marina de Portimão En el centro.

Rodeada por algunas de las mejores playas de Europa la Marina de Portimão es la marina líder de Portugal en yates de hasta 50 metros.

Su barrera es la más segura del país al estar en el estuario del río Arade y ocupa un total de 25 hectáreas y situada en medio de los fuertes de Santa Catarina y San Juan. La profundidad y anchura de la marina es tal que las enbarcaciones pueden maniobrar sin problemas.

Tiene playa exclusiva con hotel, restaurantes, tiendas, bares y una magnífica piscina oceanica, así como vigilancia 24 horas y parking cubierto o al aire libre.

La marina es la base oficial de entrenamientos del equipo ABN AMRO, ganadora de la Volvo Ocean Race 2005. También tiene un Campeonato Internacional de Pesca, o la Portimão Global Ocean Race.

En septiembre en la marina se celebra el campeonato mundial de surfski. Para las embarcaciones dispone de unos astilleiros en la margen derecha del rio Arade, que admite barcos de hasta 300 toneladas.

Centro comercial Aqua Portimão

. Centro comercial Aqua Portimão A 1 kilómetros.

El Aqua Portimão es el mayor centro comercial del oeste del Algarve.

Tiene tres pisos repletos de tiendas de primeras marcas y un parking con 1800 plazas. En total tiene unas 130 tiendas incluído un Primark, 20 restaurantes y un supermercado del grupo Auchan.

Está situado en uno de los principales accesos de la ciudad de Portimão, la segunda mayor del Algarve.

Feria de Antigüedades de Portimão

. Feria de Antigüedades de Portimão A 2 kilómetros.

En Portimão se celebra todos los primeros y terceros domingos de cada mes una feria de Antigüedades ( Feira de Velharias ) en el recinto del Parque de Feiras e Exposiçoês de la ciudad. Cada 15 días podemos encontrar todo tipo de curiosidades de otros tiempos y objetos con mucha historia.

Iglesia de Nossa Senhora Da Conceição

. Iglesia de Nossa Senhora Da Conceição A 2 kilómetros. En Ferragudo.

La iglesia del siglo XVI que se levantó en Ferragudo fue arrasada por el terremoto de 1755, y en su reconstrucción no se respetó su forma original. Hoy podemos observar imaginería del siglo XVII y XVIII y una representación del siglo XV representando a la Viren y a Cristo crucificado.

Hay una colección de ofrendas de marineros y pescadores locales.

Fortaleza de Santa Catarina

. Fortaleza de Santa Catarina A 2 kilómetros. En Praia da Rocha.

La Fortaleza de Santa Catarina, también llamada Miradouro de Santa Catarina, se encuentra al final de la Avenida de Tomás Cabrera. Se trata de una pequeña fortaleza militar que se remonta al siglo XVII y que fue diseñada por Alexandre Massay. Servía para proteger la costa de los piratas moriscos y españoles.

Hay un acceso desde la marina de Portimão y desde la Avenida Tomás Cabrera. Dentro podremos observar una capilla, un patio y los diques sobre el río Arade.

Castillo de São João de Arade

. Castillo de São João de Arade A 2 kilómetros. En Ferragudo.

La pequeña elevación donde se encuentra el castillo de Arade separa dos playas; la playa de Angrinha y la playa Grande. Se dice que en un tiempo pasado ayudaba junto con el fuerte de Santa Catalina en Portimao en la defensa del estuario del rio y que a inicios del siglo XX este castillo era de propiedad privada. El poeta Joaquim José Coelho promovió las obras de adaptación como residencia que le dieron la fachada que vemos hoy.

Actualmente el castillo de Arade se encuentra bien preservado con un amplio jardin de propiedad de la familia Pereira Coutinho que lo compró a finales del año 1990, llegando a ser clasificado por el Instituto Portugués de Patrimonio Arquitectónico (IPPAR) desde el año 1975.

Iglesia de Alvor

. Iglesia de Alvor A 4 kilómetros. En Alvor.

Dedicada a San Salvador, la Igreja Matriz de Alvor, construida en el siglo XVI vuelta a levantar tras el terremoto en el siglo XVIII es conocida por la belleza de su pórtico principal, laboriosamente labrado. Tan el principal como el pórtico lateral son del mejor estilo manuelino.

El interior fue realizado en tres naves, tal y como fue en origen. Lo más antiguo del lugar es la pila de agua bendita y el altar, que también tiene un cristo del siglo XVIII a tamaña natural.

Hay una representanción del Salvador y el Señor de los Navegantes. El arte de los paneles de azulejos representa varias escenas religiosas y data del siglo XVIII.

Parque Municipal do Sítio das Fontes

. Parque Municipal do Sítio das Fontes A 4 kilómetros. En Ferragudo.

Donde podrás apreciar la diversidad de fauna y flora característica de esta región. Tiene también un area destinada a picnics.

Se puede llegar en tren. El tren que para en Estombar le deja a 2 km del parque, recorrido que se puede hacer a pie.

Castillo de Alvor

. Castillo de Alvor A 5 kilómetros. En Alvor.

El antigua castillo de Alvor (Castelo de Alvor) data del dominio musulman del siglo VIII y fue posteriormente conquistado por los cruzados en 1189.De lo que fue el castillo hoy sólo se conservan un par de muros originales. El resto se ha convertido en un parque infantil. Está junto al mercado municipal y hay una placa conmemorativa que recuerda la historia del lugar.