Qué visitar en Cascais

Museo Condes de Castro Guimarães

. Museo Condes de Castro Guimarães En el centro.

El Museo Condes de Castro Guimarães está situado en un palacio que perteneció a esta ilustre familia. El conde, a su muerte, donó su propiedad a la villa de Cascais para la construcción de un museo o biblioteca municipal.

El palacio se encuentra a los pies de la playa de Santa Marta, una ensenada a la cual los condes tenían acceso directo.

El edificio está restaurado y cuenta con una pequeña colección de pintura, porcelanas y orfebrería así como algunas esculturas, azulejos, tapices y objetos decorativos. Durante la visita se pueden recorrer varios salones, la biblioteca y un pequeño patio con arcos y una fuente central.

El actual Parque Marechal Carmona situado a la espalda del museo formaba parte de los jardines de la casa de los condes de Castro Guimarães. En la actualidad es un parque público muy visitado.

Marina de Cascais

. Marina de Cascais En el centro.

El puerto deportivo de Cascais está preparado para acoger grandes eventos deportivos acuáticos como, por ejemplo, la America’s Cup World celebrada en 2011.

En sus muelles se reúnen aficionados a la navegación de todos los rincones del mundo, incluidos algunas familias reales europeas. El ambiente es muy cosmopolita y dinámico.

La Marina cuenta con instalaciones de ocio así como un pequeño centro comercial y varios restaurantes.

Paseo entre Estoril y Cascais

. Paseo entre Estoril y Cascais En el centro.

Se trata de un paseo muy agradable en días soleados que une el paseo marítimo de Cascais y el de Estoril. No tiene más de 3 kilómetros y, aunque se puede hacer en tren, si hace buen tiempo es muy agradable hacer el paseo caminando.

El paseo está salpicado de chiringuitos y restaurantes playeros y en verano hay una curiosa mezcla de turistas y portugueses.

Así por ejemplo si visitas Cascais o Estoril es perfectamente posible visitar la otra localidad a pie y es una de las actividades más agradables de la zona. En el paseo veremos antiguas casas bastante bien conservadas que la aristocracia europea levantó en la zona. Un espectáculo digno de admiración.

Fuerte de São Jorge de Oitavos

. Fuerte de São Jorge de Oitavos A 4 kilómetros.

Esta fortaleza fue construida en el siglo XVII para albergar pequeñas guarniciones de artilleria con el fin de proteger la costa de Guincho-Cascais.

Después de varios proyectos de recuperación el fuerte se convirtió en museo con una pequeña representación de artilleria y material militar y con exposiciones temporales sobre hechos históricos locales.

El museo se puede visitar y organiza visitas guiadas.

Está abierto de martes a viernes de 10:00 a 17:00h, sábados y domingos de 10:00h a 13:00h y de 14h a 17:00h. Los lunes cierra.

La Boca del Infierno

. La Boca del Infierno A 1 kilómetros. En Sintra.

La Boca del Infierno, Boca do Inferno en portugués, es una formación rocosa junto al mar que ofrece una imagen espectacular, sobre todo con marea alta y agitada. Está formada por una caldera unida al mar por un arco natural donde las olas golpean y el sonido que produce parece "salido del mismo infierno". Si tu visita coincide con un día de mar calmada probablemente resultará un poco decepcionante. Aún así, hay un mirador que ofrece bonitas vistas al mar y bares y restaurantes al pie de los acantilados para disfrutar de un café o un delicioso pescado con el mar de fondo.

En esta zona empieza un carril bici que continúa hasta Guincho y transcurre a lo largo de la costa, una experiencia muy recomendable para los más deportistas.

Oficina de turismo de Estoril

. Oficina de turismo de Estoril A 2 kilómetros. En Estoril.

La oficina de turismo de Estoril se encuentra al lado de la estación de tren y se ve nada más salir de esta. Ofrece información turística incluyendo mapas de la zona y recomendaciones de alojamiento.

Casino de Estoril

. Casino de Estoril A 2 kilómetros. En Estoril.

En Estoril se encuentra el mayor Casino de Europa. Situado en el corazón de Estoril y a tan sólo 18kms de Lisboa, este casino ha sido el absoluto protagonista de muchísimas noches de glamour y diversión desde su inauguración.

Después de varias remodelaciones, el Casino de Estoril ha encontrado el equilibrio entre conservar la esencia del casino más antiguo de Portugal y trabajar en una continua renovación de sus servicios e infraestructuras. Actualmente, el Casino es un moderno centro de ocio de excepcional calidad y excelentes servicios.

Entre los juegos que podemos disfrutar en el Casino de Estoril se encuentra el poker, la sála de máquinas con casi 1000 unidades con 200 juegos distintos y, por supuesto, juegos de mesa como la Ruleta, el Black Jack, la Banca francesa, etc.

El complejo dispone también de un auditorio y salas de espectáculos con números de teatro, cabaret, musicales y actuaciones de variedades.

Dentro del mismo recinto hay varios restaurantes y bares donde poder hacer un descanso con horarios muy amplios.

EL Casino de Estoril cuenta con parking.

Palácio da Pena

. Palácio da Pena A 10 kilómetros. En Sintra.

El Palácio da Pena es el monumento más conocido de Sintra. Sus coloridas torres en lo alto de la Sierra de Sintra, rodeado de la espesa vegetación, se ha convertido en la imagen emblemática de esta preciosa villa.

Este palacio fue mandado construir por Fernando II, esposo de Maria II de Portugal, sobre las ruínas de un antiguo monasterío jerónimo y en la antigua ubicación de la capilla dedicada a Nossa Senhora da Pena. Fue residencia de la familia real portuguesa hasta que en 1910 se proclamó la República, transformándose entonces en un museo.

El proyecto del palacio fue encargado al arquitecto alemán Von Eschwege que diseñó un edificio repleto de excentricidades muy al gusto de la época. El estilo del Palácio da Pena es una mezcla ecléctica de elementos góticos, renacentista, manuelinos y orientales, especialmente islámicos, que le confieren el exotismo y misterio propios de la arquitectura romántica. El edificio está rodeado por jardines y un frondoso bosque que se pueden visitar también.

Para acceder al palacio lo más cómodo es utilizar el autobús turístico que sale cerca de la oficina de información turística. Tanto si se sube en coche como en autobús no se accede directamente al edificio sino que hay que apearse, o dejar el coche, en la entrada del parque y desde ahí ascender a pie hasta la entrada principal del palacio. El camino no es muy largo y merece la pena en sí por los exuberantes paisajes.

Castelo dos Mouros

. Castelo dos Mouros A 11 kilómetros. En Sintra.

El Castelo dos Mouros, o Castillo de los Moros, fue construído durante la ocupación musulmana, en el siglo IX, como punto de observación y enclave defensivo. Desde su privilegiada posición era posible observar toda la Serra de Sintra e incluso el mar. Posteriormente, durante la recuperación de los territorios, la fortaleza sería tomada por Dom Afonso Henriques, primer rey de Portugal. Es esta época se levanto una capilla dentro de las murallas consagrada a San Pedro.

Durante el periodo romántico, y como parte del apogeo cultural que vivió la villa, la muralla fue restaurada y el Castelo dos Mouros recuperó el espelendor de tiempos pasados.

Para visitar el castillo se puede ir a pie desde el centro de la villa, el trayecto puede ser de unos 30-40 minutos, o coger el autobú que recorre los principales monumentos. Desde lo alto de sus almenas el castillo ofrece magníficas vistas de Sintra, del vecino Palácio da Pena y de la cercana costa.

El horario de acceso es de 9:30 a 20:00, última entrada àa lass 19:00.

Quinta da Regaleira

. Quinta da Regaleira A 11 kilómetros. En Sintra.

La Quinta da Regaleira es uno de los monumentos más sorprendendes de la Sierra de Sintra. Está situada en el centro histórico de la villa y fue construído entre finales del siglo XIX y principos del XX.

En un principio la propiedad pertenecía a la Baronesa de Regaleira que la utilizaba como residencia de verano y contaba con un palecete, una capilla y un agradable jardín. Posteriormente la quinta sería comprada por el doctor António Augusto Carvalho Monteiro que, con la ayuda del arquitecto y coreógrafo Luigi Manini, la convertiría en uno de los monumentos más enigmáticos y sorprendentes del patrimonio paisajístico y cultural de Sintra.

La Quinta da Regaleira es un misterioso complejo repleto de simbolismo y referencias mitológicas, místicas y esotéricas. Su jardín está repleto de lagos, cascadas, grutas y sorprendentes estatuas. Son imprescindibles la Gruta de Leda, El Pozo Iniciático, La Fuente de la Abundancia o el Lago de la Cascada. En el Palacio se celebran conciertos, exposiciones y actos culturales.