Playas en Vila Real de Santo António

Playa de Santo António

. Playa de Santo António A 2 kilómetros.

Esta playa es la más cercana a la frontera con España y se encuentra entre Monte Gordo y la desembocadura del río Guadiana. La playa de Santo António es de una gran belleza natural pues se encuentra libre de construcciones urbanísticas y rodeada por la "Reserva Natural da Mata" una zona de dunas con un gran pinar atravesado por senderos para acceder a pie. También existe un tren turísitco para poder llegar hasta la playa pero no se puede acceder en coche particular.

La extensa playa forma una agradable bahía que goza de un ambiente verde y fresco, con una agradable olor a tomillo. Las aguas son cálidas y tranquilas. En el extremo oriental podemos observar la barrera del dique del río Guadiana.

La playa está vigilada durante la época estival.

Playa de Monte Gordo

. Playa de Monte Gordo A 4 kilómetros. En Monte Gordo.

Monte Gordo es una población de origen pesquero actualmente convertida en un centro turístico. En época estival esta playa atrae a muchos turistas por sus grandes dimensiones y sus buenas condiciones climatológicas.

La playa de Monte Gordo está perfectamente equipada y es famosa por ser una de las playas más soleadas y cálidas de la costa de Algarve. Las aguas en esta zona son cristalinas y muy tranquilas.

En el extremo occidental de la playa se pueden ver algunas embarcaciones que todavía continúan con su actividad pesquera aunque la mayoría se conservan a modo decorativo. El extremo oriental es la parte más "salvaje" de la playa, con un paisaje más natural y mucho más tranquila.

Junto a la playa de Monte Gordo hay varios aparcamientos. La playa también está equipada con baños públicos, duchas, puesto de socorro y vigilancia. La zona cuenta con una gran oferta en cafeterías y restaurantes.

Playa do Cabeço

. Playa do Cabeço A 5 kilómetros. En Monte Gordo.

La playa del Cabeço se encuentra a continuación de Praia Verde y muy cerca de la famosa playa de Monte Gordo, de hecho sus torres de apartamentos pueden verse en el extremo oriental de la playa.

Al igual que Praia Verde, la playa del Cabeço se encuentra en un espacio natural protegido, rodeada de pinos y olivos centenarios. El frescor que esta vegetación aporta al paisaje es de agradecer pues las playas de esta zona son más calurosas y sus aguas más templadas que en el resto del Algarve.

La playa está equipada con restaurante y baños públicos. También se pueden alquilar hamacas y sombrillas. En la temporada estival hay vigilancia.

Playa Verde

. Playa Verde A 6 kilómetros. En Monte Gordo.

Esta playa debe su nombre al verde paisaje que la rodea, un pinar que cubre las suaves colinas que envuelven la playa. La playa se encuentra en un entorno natural tranquilo y lleno de belleza situado entre las poblaciones de Altura y Monte Gordo.

La playa tiene zona amplia para aparcar y accesos mediante pasarelas de madera para salvar las dunas. La playa está equipada con baños públicos y restaurante. Durante los meses de verano la playa dispone de vigilancia.

Playa de Alagoa

. Playa de Alagoa A 8 kilómetros. En Manta Rota.

La playa de Alagoa se encuentra frente a la población de Altura por lo que también es conocida por muchos como la playa de Altura. Es un arenal de grandes dimensiones prolongación natural de las playas de Manta Rota y Lota.

La playa tiene muy buenas instalaciones con pasarelas de madera para acceder facilmente a la playa, alquiler de hamacas y vigilancia.

Esta playa suele estar concurrida durante los meses de verano pues Altura es un centro turístico que atrae a muchos turistas por su gran oferta de hostelería y su buen ambiente nocturno.

Playa da Lota

. Playa da Lota A 9 kilómetros. En Manta Rota.

Lota es una playa amplia cuyo arenal se pierde en el horizonte.

En esta playa se encontraba la antigua lonja donde todos los pescadores reunían su pescado para ser vendido. De aquello se conserva cierta actividad pesquera y las preciosas barcas decoradas que todavía podemos ver en las inmediaciones.

La playa es bastante frecuentada en verano pero, dadas sus grandes dimensiones, no llega a estar masificada nunca. Las aguas son tranquilas y algo más cálidas que en la parte occidental de la costa de Algarve, estas características atraen al turismo en familia.

En las cercanías hay restaurantes y bares. La playa disponde de vigilancia en la temporada de verano.

Playa de Manta Rota

. Playa de Manta Rota A 10 kilómetros. En Manta Rota.

Esta playa está asociada a la población de Manta Rota, un pequeño pueblo ahora convertida en centro turístico. La playa se encuentra al comienzo de la península de Cacela, extremo oriental de la Ría Formosa.

La playa es amplia y está bien equipada. Los accesos son mediante pasarelas de madera elevadas para preservar el entorno natural del Parque Natural de la Ría Formosa.

No es una playa tan frecuentada como la vecina playa de Monte Gordo pero en época estival puede llegar a estar muy concurrida. Para un poco más de paz e intimidad la ocupación de la playa baja hacia los extremos.

Manta Rota dispone de alaquiler de hamacas y sombrillas, bañso públicos, duchas y vigilancia en época estival.

Playa de Cacela Velha

. Playa de Cacela Velha A 13 kilómetros. En Manta Rota.

Esta playa se encuentra en la península de Cacela, límite de la Ría Formosa por su lado oriental. Se puede llegar hasta esta playa a pie desde Manta Rota aunque la gente accede preferiblemente en barco.

La península de Cacela es una fina franja de arena solitaria y salvaje de una gran belleza natural. La playa es muy tranquila, ideal para disfrutar de largos paseos y de la observación de la naturaleza. En la zona puede observarse la riqueza de la flora en las dunas de esta barrera natural arenosa y las innumerables aves que buscan alimento y refugio en las marismas de la ría.

Dado lo solitario de esta playa es habitual encontrar bañistas naturistas aunque no es una playa oficialmente nudista.

Alrededor de la península de Cacela hay varios viveros de almejas y ostras por lo que es frecuente encontrar este tipo de marisco en los restaurantes cercanos.

Playa de Isla de Cabanas

. Playa de Isla de Cabanas A 17 kilómetros. En Cabanas de Tavira.

La isla de Cabanas se encuentra al este de la isla de Tavira y es la última isla barrera de la Ría Formosa en su extremo oriental. La playa se encuentra frente al pueblo de Cabanas de Tavira, un pueblo de pescadores de atún en origen que, a día de hoy, continúa con actividad pesquera.

A la playa se accede en barco aunque por esta zona la ría ya no tiene demasiado caudal y con la marea baja puede cruzarse a nado.

La playa es poco frecuentada y según nos alejamos del acceso principal los paisajes llegan a ser completamente solitarios y la paz absoluta.

En el pueblo encontraremos varios restaurantes para tomar pescado fresco, almejas de los criaderos de la zona y varios platos con pulpo.

Playa de Tavira

. Playa de Tavira A 20 kilómetros. En Tavira.

La conocida como playa de Tavira se encuentra en el extremo oriental de la isla, junto al canal de Cochicho, y enfrente de la ciudad de Tavira. Puedes acceder a la playa en ferry.

Esta zona es la parte de la isla de Tavira más urbanizada con algunas casas de veraneo, un camping y chiringuitos a pie de playa. Aún así continúa siendo un lugar muy agradable y en equilibrio con la naturaleza, nada que ver con playas como las de Albufeira o Vilamoura.

Es habitual la práctica de deportes acuáticos en esta zona.

La playa disponde de alquiler de hamacas y toldos y vigilancia en la temporada de verano.