Playas en Salema

Playa de Salema

. Playa de Salema En el centro.

Esta es la playa del pintoresco pueblo de Salema. El pueblo es un típico pueblo marinero del Algarve, con sus callejuelas de casas blancas y sus barcas de colores en la playa. El pueblo está rodeado por la Sierra de Salema perteneciente al Parque Natural de la Costa Vicentina.

En los alrededores de la playa hay restaurantes y tiendas. La playa dispone de vigilancia en la temporada de verano y baños públicos.

Playa de Figueira

. Playa de Figueira A 1 kilómetros.

Este pequeña playa es de una gran belleza natural. Se encuentra aislada y protegida por el Parque Natural. Los coches tienen que dejarse en un parking a 500 metros de la playa y el resto del trayecto se hace a pie por un sendero que atraviesa un valle muy bonito.

La playa de Figueiras tiene el encanto de las playas salvajes, sin coches ni edificios que estropeen el paisaje natural. El arenal está delimitado por rocas de curiosas formas desde donde se puede ver las ruinas de una fortaleza del siglo XVI.

Su aislamiento y tranquilidad hace de esta playa un lugar apropiado para la prácitca del nudismo.

Esta playa no cuenta con infraestructuras de apoyo ni servicios.

Playa Boca do Rio

. Playa Boca do Rio A 2 kilómetros.

Esta tranquila playa se encuentra en un pequeño valle atravesado por 2 tranquilos riachuelos. La zona más adecuada para el baño es la oriental, cerca de la desembocadura, donde la arena es más fina. En la zona occidental de la playa nohay apenas arena y la playa está formada por cantos rodados y piedras.

Esta playa suele estar poco concurrida y es ideal para los que busquen tranquilidad e intimidad.

La Playa de Boca do Rio no dispone de infraestructuras ni vigilancia. Exinte una gran esplanada para aparcar pero no parking regulado. Esta playa es muy frecuentada por carabanas.

Playa de las Furnas

. Playa de las Furnas A 3 kilómetros.

El acceso a esta pequeña playa se hace por un camino de tierra que atraviesa un valle rico en vegetación y tierras cultivadas. El final de este refrescante paseo es una playa no muy ancha pero profunda, protegida por altas rocas en ambos extremos y con abrigos rocosos y grutas.

La playa carece de infraestructuras y es muy tranquila, especialmente recomendada para los amantes de la naturaleza y la playa más salvaje.

Es habitual encontrar a bañistas practicando nudismo en esta playa.

Playa del Zavial

. Playa del Zavial A 5 kilómetros.

La playa del Zavial se encuentra en la desembocadura de un río, formándose pequeñas lagunas en la playas. Sus aguas cristalinas y sus condiciones óptimas para la práctica del surf atraen cada año a surfistas de todo el continente. Esta playa tiene el encanto de las playas semi-salvajes, sin edificaciones cerca y con un ambiente muy tranquilo. En los extremo más alejado de la entrada principal a la playa se practica el nudismo.

A la playa de Zavial se accede por un camino de tierra que termina en un parking y un bar-restaurante conuna agradable terraza.

Esta playa tiene bandera azul.

Playa de Cabanas Velhas

. Playa de Cabanas Velhas A 3 kilómetros. En Burgau.

Cabanas Velhas es una playa de pequeñas dimensiones y arenal muy estrecho que casi desaparece con la marea alta. La playa está protegida por un acantilado de intensos colores.

Esta playa es poco frecuentada aunque si es habitual ver pescadores en la zona.

En la playa hay parking y un moderno restaurante con terraza. Dispone de buenos accesos por pasarelas de madera.

Playa de Burgau

. Playa de Burgau A 5 kilómetros. En Burgau.

En Burgau encontramos este pequeño puerto frecuentado por los pescadores de la zona y las embarcaciones pequeñas de recreo. La playa está protegida por rocas y a su espalda se encuentra el pequeño pueblo de Burgau. Se trata de una playa familiar muy tranquila, con aguas limpias y calmadas.

La playa dispone de parking, accesos por pasarelas de madera, y alquiler de hamacas y sombrillas.

Playa de la Ingrina

. Playa de la Ingrina A 5 kilómetros. En Vila do Bispo.

Esta playa tiene forma de concha y se encuentra en una bahía lo que propicia aguas muy tranquilas. La playa de la Ingrina no es de grandes dimensiones pero es de una gran belleza natural. Esto ya podemos intuirlo en su camino de acceso, rodeado de vegetación.

Esta playa es especialmente adecuada para la práctica del buceo y el snorkel pues su fondo rocoso marino es muy rico.

La playa cuenta con parking, restaurante, baños públicos y alquiler de hamacas. En temporada estival la playa está vigilada.

Playa del Barranco

. Playa del Barranco A 7 kilómetros. En Vila do Bispo.

Pra acceder a esta playa hay que recorrer un camino de tierra de unos 5 kms sin señalización. El camino atraviesa paisajes verdes ricos en vegetación y cultivos.

La playa se encuentra en una pequeña bahía rodeada por rocas de mediana altura y vegetación.

Se puede aparcar muy cerca de la playa, en una esplanada no ordenada muy frecuentada por carabanas.

La playa del Barranco es concocida por sus buenas condiciones para la prácitca del buceo así como otros deportes acuáticos tipo sur, windsurf o bodyboard.

Playa de la Luz

. Playa de la Luz A 9 kilómetros. En Praia da Luz.

Esta playa se encuentra en el pueblo del mismo nombre. Pese a ser un destino turístico muy conocido, este pequeño pueblo pescador conserva parte de su encanto y es muy apreciado por su animada vida nocturna.

La playa está abrigada por formaciones rocosas de mediana altura y en su extremo oriental se aprecia una enorme roca oscura conocida como "Rocha Negra". Dispone de buenos accesos y zona de parking. A lo largo de la playa hay también un agradable paseo marítimo muy frecuentado una vez que cae el calor.

En Playa de la Luz se puede alquilar embarcaciones y equipo para la práctica de deportes acuáticos. La playa cuenta también con restaurante, duchas y baños públicos, alquiler de hamacas y vigilancia. Durante la época estival hay un puesto de socorro de 10:00 a 20:00.