Playas en Praia da Luz

Playa de la Luz

. Playa de la Luz En el centro.

Esta playa se encuentra en el pueblo del mismo nombre. Pese a ser un destino turístico muy conocido, este pequeño pueblo pescador conserva parte de su encanto y es muy apreciado por su animada vida nocturna.

La playa está abrigada por formaciones rocosas de mediana altura y en su extremo oriental se aprecia una enorme roca oscura conocida como "Rocha Negra". Dispone de buenos accesos y zona de parking. A lo largo de la playa hay también un agradable paseo marítimo muy frecuentado una vez que cae el calor.

En Playa de la Luz se puede alquilar embarcaciones y equipo para la práctica de deportes acuáticos. La playa cuenta también con restaurante, duchas y baños públicos, alquiler de hamacas y vigilancia. Durante la época estival hay un puesto de socorro de 10:00 a 20:00.

Playa de Porto de Mós

. Playa de Porto de Mós A 4 kilómetros. En Lagos.

Esta es una playa de grandes dimensiones y muy bien equipada. Pese a encontrarse relativamente cerca de la ciudad de Lagos no es una playa que se masifique.

En cuanto a su fisonomía es similar a todas las playas de la zona, el arenal está protegido por un acantilado a su espalda. Las rocas son de intenso color dorado. Las aguas por esta zona son cristalinas aunque también muy frías.

La playa cuenta con parking, buenos accesos, restaurante, duchas, baños públicos y alquiler de hamacas.

Playa de Burgau

. Playa de Burgau A 4 kilómetros. En Burgau.

En Burgau encontramos este pequeño puerto frecuentado por los pescadores de la zona y las embarcaciones pequeñas de recreo. La playa está protegida por rocas y a su espalda se encuentra el pequeño pueblo de Burgau. Se trata de una playa familiar muy tranquila, con aguas limpias y calmadas.

La playa dispone de parking, accesos por pasarelas de madera, y alquiler de hamacas y sombrillas.

Playa del Canavial

. Playa del Canavial A 5 kilómetros. En Lagos.

Es una playa estrecha al abrigo de un gran acantilado. Su nombre proviene de la gran cantidad de cañizal que crece en el cauce de un arroyo que baja hasta la playa y forma una pequeña cascada en época de lluvias.

La playa es muy tranquila y carece de infraestructura. Para acceder a ella hay que bajar por una red de senderos que transcurren entre la vegetación. La belleza de esta playa bien merece el esfuerzo.

Playa de Camilo

. Playa de Camilo A 5 kilómetros. En Lagos.

La playa de San Camilo es una pequeña playa rodeada de rocas de una gran belleza natural. Las rocas tienen curiosas formas y podemos encontrar cuevas y galerías. Es habitual ver pequeñas embarcaciones con turistas que quieren tener una visión de la espectacular costa de Lagos desde el mar.

La playa dispone de parking y se accede a la arena mediante una escalinata de madera.

También cuenta con restaurante, alquiler de hamacas y toldos y vigilancia en la temporada de verano.

Playa de Dona Ana

. Playa de Dona Ana A 5 kilómetros. En Lagos.

Esta playa es una de las más conocidas de Lagos por su tamaño, proximidad a la ciudad pero sobre todo por su belleza. Al igual que todas las plays de la zona se encuentra rodeada por acantilados y altas rocas escarpadas aunque sus dimensiones son mayores que las calas vecinas. La playa está salpicada de formaciones rocosas que continúan por el mar propiciando la creación de rincones aislados de gran belleza. También es muy adecuada para la práctica del snorkel y la observación de la fauna y flora marina.

Para acceder a la playa se hace por una escalinata de madera. La Playa de Dona Ana dispone de restaurante-cafetería y alquiler de hamacas y toldos. En temporada de verano la playa está vigilada.

Playa de la Balança

. Playa de la Balança A 6 kilómetros. En Lagos.

La pequeña playa de la Balança es la más cercana a "Punta da Piedade". Es una playa de muy difícil acceso que se recomienda acceder a ella por mar.

La playa está rodeada por un enorme acantilado con vegetación en lo alto y sus rocas son de un gran colorido, sobre todo al atardecer.

La playa no dispone de infraestructura pero el coche se puede dejar en el parking de Punta da Piedade, a unos 200 metros. La playa no está vigilada.

Playa de la Boneca

. Playa de la Boneca A 6 kilómetros. En Lagos.

Esta pequeña playa se encuentra muy cerca de la famosa "Punta da Piedade". Su acceso es muy complicado, incluso en algunos puntos peligroso, atravesando senderos entre los acantilados. La recompensa de tan duro camino es una playa semi-salvaje, solitario y de una gran belleza. La playa está rodeada de grandes rocas modeladas y forma una especie de piscina natural. De la similitud de una de estas rocas con el cuerpo de una mujer procede el nombre de la playa "boneca", es decir "muñeca".

El coche se puede dejar en el parking de "Punta da Piedade" y desde allí hay que bajar andando hasta la playa. La playa de Boneca no dispone de ninguna infraestructura o vigilancia.

Playa de Pinhão

. Playa de Pinhão A 6 kilómetros. En Lagos.

La playa de Pinhão se encuentra próxima a la playa de Dona Ana y unida es esta por un sendero por encima de los acantilados. La playa es de pequeñas dimensiones y rodeada por escarpadas rocas de intenso color. El acceso es mediante un escalinata de madera.

Pese a su próximidad a la ciudad esta playa es bastante tranquila y está especialmente recomendada para la práctica del buceo debido a su paz y aguas cristalinas.

En temporada de verano la playa está vigilada.

Playa de la Batata

. Playa de la Batata A 6 kilómetros. En Lagos.

Esta pequeña se encuentra justo en la desembocadura del río Bensafrim, en su margen occidental. Es una playa de carácter urbano con muy fácil acceso desde la Avenida dos Descobrimentos donde hay parking y acceso peatonal a la playa.

La playa es de pequeñas dimensiones y está delimitada por la izquierda por el muelle y por la derecha por acantilados suaves. Al otro lado del muelle se encuentra la "Fortaleza da Ponta da Bandeira" cuya misión era defender la entrada del puerto.

A lo largo de la costa se extiende un paseo peatonal con una surtida oferta de restaurantes, cafeterías y tiendas.