Playas en Carrapateira

Playa da Bordeira

. Playa da Bordeira A 2 kilómetros.

Esta playa se encuentra próxima a Carrapateira y tiene un río que desemboca en su extremo sur. Algunos años se forma una laguna entre el acceso y la playa.

Es una playa de grandes dimensiones y poco concurrida. El paisaje es 100% natural, sin edificios en los alrededores. Como todas las playas de la zona es ideal para la práctica del surf y otros deportes acuáticos.

La playa carece de infraestructuras, sólo un parking en su extremo sur y una pasarela de madera que facilita el acceso a la playa. En la época estival esta playa está vigilada.

Playa do Amado

. Playa do Amado A 2 kilómetros.

La playa del Amado es un enorme arenal considerado uno de los mejores sitios para la práctica de surf de toda Europa. La playa es bastante abierta con un gran oleaje. Sus grandes dimensiones permite que no se masifique pese a la cantidad de bañistas que atrae, en especial gente joven y amantes de los deportes acuáticos. El ambiente que se respira en la playa es desenfadado y tranquilo. En la misma playa hay un par de escuelas de surf.

La playa tiene varios accesos por caminos aunque la carretera asfaltada se encuentra en el extremo norte donde hay un gran parking ordenado. Para tomar la carretera que lleva a la playa exite una señal a la altura de Carrapateira en el lado derecho de la carretera en sentido norte-sur, viniendo de Aljezur.

En el extremo norte hay un par de bares con comida rápida tipo hamburguesas y perritos calientes. También disponen de mesas para disfrutar de una estupenda puesta de sol mientras tomas algo por poco dinero.

La playa está vigilada durante la época de verano.

Playa da Murração

. Playa da Murração A 3 kilómetros.

Esta pequeña playa es conocida como una de las joyas de la Costa Vicentina. Es un arenal no muy ancho pero profundo, custodiado por enormes formaciones rocosas de pizarra cubiertas por vegetación. Esta playa, casi virgen, no tiene fácil acceso y no es frecuentada por demasiada gente. Un verdadero paraiso para los amantes de la belleza natural y la playa en su estado más salvaje.

La playa caree de infraestructuras y vigilancia.

Playa de Mirouço

. Playa de Mirouço A 5 kilómetros.

Esta espectacular playa bien merece su difícil camino de acceso. Es un estrecho arenal atrapado entre impresionantes acantilados de pizarra y el fuerte oleaje del mar. La playa de Mirouço es la playa más salvaje de la zona y de una belleza natural impresionante.

La playa carece de infraestructuras y vigilancia.

Playa de Vale Figueiras

. Playa de Vale Figueiras A 7 kilómetros.

Esta playa se encuentra al sur del pueblo de Aljezur, en una zona sin apenas construcciones de ningún tipo en pleno Parque Natural de la Costa Vicentina.

La playa de Vale Figueiras es grande y con unas vistas magníficas sobre la "Pedra da Agulha", una roca muy característica por su forma puntiaguda visible también desde Arrifana. La playa es muy tranquila y, pese a su belleza, no suele estar concurrida.

Se accede a ella por un camino de tierra y tiene un parking no ordenado cerca de la playa.

La playa está vigilada en verano.

Playa do Penedo

. Playa do Penedo A 8 kilómetros.

La playa de Penedo es un arenal de grandes dimensiones y una gran belleza. A la playa se accede por un camino de tierra que atraviesa un valle suave cubierto de vegetación. El acceso a la playa se abre entre las enormes rocas que custodian el resto de la playa y que crea pequeños rincones más íntimos en algunos puntos. Esta playa carece de infraestructuras salvo por un pequeño parking no ordenado.

La playa de Penedo suele ser frecuentada por surfistas y bañistas amantes de un entorno natural y tranquilo.

Playa da Barriga

. Playa da Barriga A 8 kilómetros. En Vila do Bispo.

La playa da Barriga se encuentra en el extremo norte de la playa de Cordoama. Cuando la marea está baja se puede llegar caminando hasta la playa del Castelejo atravesando el enorme arenal de Cordoama. Esta playa tiene un ambiente muy tranquilo y una gran belleza natural. Es muy frecuentada por surfistas.

A la playa se accede por un camino de tierra através de un verde valle. El acceso a la playa se abre paso entre altos acantilados de pizarra.

El coche se puede dejar en un pequeño parking no ordenado. No hay restaurante ni otro tipo de infraestructuras.

Playa de Cordoama

. Playa de Cordoama A 9 kilómetros. En Vila do Bispo.

Esta playa es un enorme arenal rodeado por acantilados de pizarra situada entre la playa del Castelejo al sur y la playa de Barriga al norte. En la playa desemboca un pequeño riachuelo. Es una playa muy tranquila que debido a su gran tamaño es fácil conseguir intimidad.

Es una playa ideal para la práctica de deportes como surf o bodyboard.

Se accede a ella por carretera asfaltada desde Vila do Obispo. En la playa hay parking y un pequeño restaurante.

La playa de Cordoama está parcialmente vigilada en verano.

Playa del Castelejo

. Playa del Castelejo A 10 kilómetros. En Vila do Bispo.

La playa del Castelejo es una playa con forma de concha y rodeada de altas formaciones rocosas de pizarra. En su extremo norte se levanta la Pedra da Lage, un paraiso para los mariscadores.

A la playa se llega por una carretera asfaltada desde Vila do Obispo y está señalizada. Al llegar a la playa encontraremos un parking y un pequeño restaurante.

Los accesos al arenal son buenos y la playa es vigilada durante la época de verano. La playa del Castelejo tiene bandera azul.

Esta playa es frecuentada por amantes del surf y el bodyboard.

Playa da Arrifana

. Playa da Arrifana A 12 kilómetros. En Aljezur.

La imponente playa de Arrifana es un extenso arenal custodiado por enormes acantilados de pizarra. En su extremo sur podemos observar la "Pedra da Agulha" una afilada roca que emerge del mar. La panorámica desde lo alto es una de las estampas más típicas de la Costa Vicentina. En el extremo norte de la playa hay un pequeño puerto pesquero. También se puede contemplar las ruinas de una antigua fortaleza árabe.

A esta playa suele acudir mucha gente de las urbanizaciones y pueblos de los alrededores pero sus enormes dimensiones evitan que se masifique. Además, Arrifana es el refugio para los días de oleaje fuerte pues la pequeña bahía en la que se encuentra siempre tiene un mar más tranquilo que en el resto de playas de la zona.

La playa de Arrifana tiene parking, buenos accesos e infraestructuras adecuadas. En la misma playa hay un restaurante para poder comer con unas vistas espléndidas.

Esta playa tiene bandera azul y está vigilada en verano.