Cascais

Cascais es el destino de playa más importante de Lisboa. Esta pequeña villa situada en la desembocadura del río Tajo es un imán turístico que cada verano atrae a miles de turistas. Su buena comunicación con Lisboa también propicia que muchos lisboetas se escapen de fin de semana en busca de sol y playa.

Entre los encantos de Cascais se encuentran sus impresionantes edificios de finales del siglo XIX que bordean toda su costa. Estas casas señoriales pertenecieron a lisboetas acaudalados que construyeron aquí sus casas de verano cuando el rey Luís I se instaló en la fortaleza de la ciudad. Cascais continúo siendo un lugar de turismo de lujo durante el siglo XX, sobre todo a partir de los años 30, cuando grandes fortunas de toda Europa se dejaba ver por su costa e, incluso, la familia real española residió allí durante su exilio.

La conservación de su rica arquitectura civil, junto con algunos rincones del centro de Cascais, son reflejo de tiempos pasados de prosperidad y lujo. Ésto dota a la villa de un carácter ilustre que la diferencia de otros destinos playeros al uso. En la actualidad, aunque continúa existiendo un sector dedicado al turismo de lujo, Cascais es un destino accesible para todos.

Como centro de ocio Cascais también ofrece una gran variedad de actividades. Además de sus concurridas playas también dispone de un elegante puerto deportivo para los amantes de las embarcaciones y los deportes acuáticos. Junto al puerto encontraremos un pequeño centro comercial con restaurantes y cafés muy frecuentado en época estival. Cerca de Cascais también podemos disfrutar de campos de golf para los amantes de este deporte.

La villa está muy preparada para el turismo, con una gran variedad de alojamientos, restaurantes y ocio nocturno.

Otros destinos cerca de Cascais: